No lo consuma más de 4 días, y le ayudará a perder peso rápidamente!!

En el mundo de hoy, debido a nuestros estilos de vida ocupada y la enorme cantidad de alimentos no saludables que comemos diariamente, más y más personas luchan con sobrepeso y obesidad. Como resultado, hay una larga lista de todo tipo de regímenes de dieta y otros métodos de pérdida de peso creado para resolver este problema y mejorar nuestra salud. Sin embargo, el lado malo de muchos de estos regímenes es que le ayudarán a perder peso, pero el peso volverá eventualmente.

Si ha estado buscando el mejor método para perder peso sin recuperarlo, ha llegado al lugar correcto. A saber, la siguiente bebida natural, que es fácil de preparar y no requiere esfuerzos adicionales, le ayudará a perder más de 8 libras.

 

Necesitará: Una cucharadita de raíz de jengibre rallada, 12 hojas de menta fresca, Un pepino de tamaño mediano, Un limón de tamaño mediano, 8 vasos de agua

Preparación: Es muy sencillo. Verás, lo primero que haremos es la infusión de menta. Ponemos las diez hojas de menta a hervir con una taza de agua. Dejamos que llegue a ebullición y que repose cinco minutos. Una vez hecha, la reservamos. Ahora vamos a obtener el jugo del limón. Exprímelo y después, obtener tres ralladuras de la corteza del limón, que más tarde pondremos también en nuestra limonada. Muy bien, el tercer paso es pelar el pepino y licuarlo.Una vez obtenido lo ponemos junto al jugo de limón y la infusión de menta. ¿Qué hacemos ahora? Coger litro y medio de agua natural y verter en él ese vaso con la infusión de menta, el jugo de limón y el jugo de pepino.

Lo mezclamos todo y echamos además las ralladuras de dos cucharitas de jengibre, las tres ralladuras de limón y, si lo deseas, una hojita más de menta. Dejamos esta limonada en reposo unas dos horas en el refrigerador. Hay quien prefiere dejarla toda la noche, es decir, hacerlo de un día para otro, pero los principios activos del limón serán más efectivos en el el mismo día. Uso: Al día siguiente, beba de 4 a 5 vasos de la bebida durante todo el día.

Los momentos claves serán después de cada comida: tras tu desayuno, tras tu almuerzo y tras tu cena. Pero lo ideal es tomarlo a lo largo de todo el día. Decirte además que fresca está deliciosa, y si la acompañamos con una dieta adecuada baja en grasas y con algo de ejercicio, poco a poco lograremos ese vientre plano.

 

Compartir

Comentarios