Esto es lo que el color de tu orina dice acerca de tu salud!

¿Sabías que a través del color de tu orina puedes diagnosticar tu salud? La orina normal presenta una amplia gama de colores, lo cual está determinado por su concentración. El color puede variar de un amarillo pálido a un ámbar oscuro, según la concentración de los pigmentos urocrómicos
Durante siglos, se ha empleado la observación y análisis de la orina como forma de diagnóstico para identificar diversos padecimientos. Sin embargo, ¿qué factores realmente intervienen en el cambio o alteración del color de ésta?
“La orina normal presenta una amplia gama de colores, lo cual está determinado por su concentración. El color puede variar de un amarillo pálido a un ámbar oscuro, según la concentración de los pigmentos urocrómicos”
Las tonalidades que se pueden presentar en este proceso fisiológico pueden ser sorprendentes. Por ello, te presentamos lo que puede decir el color de tu orina de tu salud. ¡Descúbrelo!

Color Rojo: La presencia de sangre es la causa más común de la orina con este color, y es una señal de advertencia. Esto se debe a que es señal de cáncer de vejiga, infecciones y cálculos renales.
También puede ser causado por un consumo excesivo de alimentos como el betabel.

Color Naranja: Puede indicar un cáncer de hígado, ya que su color se origina por un exceso de bilirrubina, un pigmento marrón que produce el hígado, o también por el consumo de un medicamento llamado fenazopiridina.

Incolora o con leve coloración: Esto señala que hay demasiada hidratación. El consumo de agua o líquidos es alto.

Color Verde: Su principal causa es una infección en el tracto urinario.

Color Azul: A menudo proviene de productos químicos y medicamentos; ejemplo, el metileno, una droga azul que se usa para tratar la intoxicación por monóxido de carbono, y como colorante durante la cirugía.

Color Violeta: Los pacientes con catéteres pueden desarrollar una complicación rara llamada “síndrome de la bolsa de la orina púrpura”. Ligado a una infección del tracto urinario o a la orina alcalina.

Para evitar cualquier alteración en el color de tu orina, pero sobre todo en tu salud. Es importante que mantengas una dieta balanceada, hidratación adecuada a la edad y género, y una actividad física regular.

El olor de la orina es tan importante como su color. Normalmente, la orina no debe tener un olor fuerte. Si su orina huele a amoníaco, usted debe tragar un vaso grande de agua, ya que es probable que se deshidrate. Un olor fuerte también puede ser un signo de infección del tracto urinario, diabetes, infección de la vejiga o enfermedad metabólica. Si el olor persiste, tome nota de otros síntomas, como el color de la orina, y llame a su médico.

Algo que normalmente no se debe pensar es la consistencia de la orina. Pero si aparece más grueso de lo normal, puede estar sufriendo de una enfermedad o infección no diagnosticada. La orina turbia, señala cálculos renales y la orina espumosa, es causada por la acumulación de proteínas y un problema con los riñones.

Tome su salud en sus propias manos. Conozca los signos de una orina saludable y los síntomas de la orina enferma. Si nota algo raro en su orina, acuda con su médico lo más pronto posible.

Compartir

Comentarios