Después de LEER ESTO!! …NUNCA volverás a utilizar el teléfono en un baño otra vez!!!

Los aparatos electrónicos se han convertido en parte de nuestro día a día. En la actualidad son muy pocas las personas que piensan en lavar a mano o en secar la ropa en un tendedero. Hay muchísimas menos que no utilizan neveras para conservar los alimentos o cocina para prepararlos. Sin lugar a dudas, la tecnología se ha convertido en nuestra mejor amiga.

MIRA EL VIDEO!

Entre todos los aparatos electrónicos hay uno que se destaca por su utilidad. Este aparato se ha convertido en nuestro fiel compañero. Vamos con él a todas partes y lo utilizamos para casi todas las actividades de nuestro día a día. ¿Tienes idea de cuál es? Seguramente desde el primer momento pensaste en tu celular.

No cabe duda de que los celulares han llegado para quedarse y para facilitarnos la vida. Gracias a ellos podemos estar comunicados, podemos organizar nuestra agenda y, además, podemos recrearnos con juego o con las redes sociales. Toda una maravilla ¿cierto? Pues la verdad es que también tiene su lado negativo.

La adicción a los celulares puede causar daños en nuestra salud
La realidad es que no hemos hecho adictos a estos aparatos. No hay día en el que no lo utilicemos. De hecho, hay personas que no se separan de su teléfono por más de 20 minutos. Lo utilizamos en reuniones, comidas, fiestas, incluso en el baño.

Es aquí donde nuestra salud entra en juego. Es común que a la hora de ir al baño al defecar tomemos nuestros dispositivos móviles y los utilicemos mientras nuestro cuerpo se deshace de la materia fecal. Recientes investigaciones han demostrado que esta rutina puede llegar a causarnos serias enfermedades.

El baño es el área con más bacterias de nuestro hogar. En él no solo habitan las bacterias normales que se hallan en todas partes, sino que también se desarrollan ciertas toxinas que surgen de nuestra materia fecal. Así como lo lees, al evacuar no solo botamos materia sólida, también lanzamos al ambiente gases que se adhieren a diversas superficies.

Si llevamos el celular a la hora de hacer del baño, muchas partículas presentes en estos gases se van a posicionar en la pantalla del teléfono. Esto nos pone en riesgo de enfermarnos y de trasmitir enfermedades a aquellas personas que se encuentren a nuestro alrededor.
Así que despues de conocer esto, piensálo dos veces antes de hacerlo.

Compartir

Comentarios