Esta Semilla cura la próstata inflamada, diabetes, colesterol, gastritis y reduce el riesgo de cáncer

Debido a su contenido de curcubitacina, que ayuda a evitar el crecimiento de la próstata, las semillas de calabaza o pipas son también una gran alternativa entre los remedios caseros para tratar la próstata inflamada. Se recomienda consumir una cucharada diaria de pipas de calabaza enteras y en su presentación natural, es decir sin sal, cada día en ayuna.

Estas semillas por sí solas tienen interesantes beneficios para la salud, los cuales te invitamos a conocer.

Equilibran el Ph del organismo . Tienen acción alcalinizante, lo cual significa que disminuyen la acidez en la sangre y los tejidos. El consumo de azúcar refinada acidifica constantemente la sangre, lo cual es dañino para el cuerpo, restándole minerales esenciales e interfiriendo en las funciones orgánicas; causando variedad de dolores y enfermedades.

Benefician la salud intestinal . Combaten algunos parásitos intestinales y ayudan a aliviar el estreñimiento gracias a su contenido de fibra.

Ayudan a perder peso y prevenir la diabetes . Esto debido a que estabilizan el azúcar de la sangre gracias a su alto nivel de proteínas de alta calidad y fácil digestión. Cien gramos de pepitas de calabaza proveen hasta 30g de estas proteínas. Aunque tienen hasta 500 calorías por cien gramos, en su mayoría son en proteínas de alta calidad y ácidos grasos benéficos.

Actúan como un anti-inflamatorio . Su efecto analgésico y anti-inflamatorio parece competir con el de los fármacos pero sin los efectos secundarios que ellos producen. Buena alternativa en casos de artritis y otras inflamaciones dolorosas.

Previenen la osteoporosis . Su contenido de zinc, calcio y magnesio, hacen de las semillas de calabaza un aliado poderoso en mantener sanos los huesos en mujeres y hombres.

Pueden aliviar el insomnio, la depresión y la ansiedad . Su generoso contenido del aminoácido triptófano se convierte serotonina, neuroquímico vital para aliviar estados de ansiedad y mantener un buen estado de ánimo, evitan la depresión y facilitan un sueño reparador. Estos procesos son potenciados por su equilibrado contenido de complejo-B (vitaminas B1-B2-B5-B6 y folatos). El triptófano, además, es precursor de niacina (vitamina B3). Adicionalmente contiene glutamato, otro neuroquímico importante en reducir la irritabilidad nerviosa y otras condiciones neuróticas.

Son antioxidantes . Contienen vitamina-E de varios tipos, la cual contrarresta el daño celular de los radicales libres. Además tiene los antioxidantes: zinc, fenoles y ligninas, lo cual convierte las semillas de calabaza en un buen elixir de juventud .
Tienen un alto contenido de magnesio y manganeso . Con lo que promueven la buena salud de huesos, corazón y el buen funcionamiento general del organismo.

Reducen riesgo de cáncer . Compuestos de las curcubitáceas (calabazas) parecen ser efectivos en prevenir y tratar varios tipos de cáncer (en especial de mamas y prostático).

Reducen el colesterol malo, aumentan el bueno y mejoran la salud prostática . Contienen fitoesteroles, los cuales actúan bloqueando la absorción de colesterol en el intestino, bajando la cantidad de colesterol LDL en la sangre. Además protegen la próstata equilibrando la conversión de testosterona.

En las siguientes líneas te traemos un buen remedio para la Próstata Inflamada. Se trata de un remedio con infusión de semillas de calabaza para la próstata inflamada.

¿QUÉ NECESITAS?

1 puñado de semillas frescas de calabaza.
1 taza de agua.

EL REMEDIO

Las semillas de calabaza te van a favorecer en dos aspectos, ya que por un lado, poseen una sustancia que evita que se produzca el aumento de la inflamación, y por otro lado, tiene un efecto diurético, por lo que te va a permitir vaciar tu vejiga urinaria sin tanto esfuerzo, contribuyendo a mejorar el problema de la próstata inflamada.

Para elaborar esta sencilla infusión y beneficiarte de las propiedades que pueden aportar las semillas de calabaza a tu problema de próstata inflamada, machaca un puñado de semillas frescas de calabaza por cada taza de agua que vayas a preparar en infusión.

Pon el agua a calentar, y cuando rompa a hervir, retírala del fuego y añade las semillas machacadas. A continuación, deja reposar la infusión unos 10 o 15 minutos, y cuélala para separar los restos de las semillas. Bebe una taza de esta infusión de semillas de calabaza a diario para que los síntomas vayan mejorando.

Compartir

Comentarios