Cómo deshacerte de la placa y blanquear tus dientes sin tratamientos costosos!

La placa es la película incolora y pegajosa de bacterias que se acumula en los dientes. Si no se trata, continúa acumulándose y al endurecerse se convierte en sarro, lo que lleva a gingivitis, o inflamación del tejido de las encías.
Afortunadamente, hay varios remedios naturales que evitarán estos problemas de una manera totalmente segura y eficaz.
Por suerte para nosotros, hay remedios naturales para casi todas las condiciones. Presentamos uno de los remedios naturales más populares y poderosos para la placa.

El aceite de coco es un aceite natural extremadamente beneficioso que ofrece una gran cantidad de beneficios para la salud, incluyendo el apoyo a la salud oral. Sus potentes cualidades pueden ayudarte a prevenir problemas dentales y mantener una sonrisa sana y blanca.

El bicarbonato de sodio también es altamente efectivo para blanquear los dientes y eliminar la placa. Reduce una serie de bacterias peligrosas, ya que neutraliza los ácidos en la cavidad oral.
Según un estudio de 2008 publicado en The Journal of Clinical Dentistry, que analizó 5 estudios clínicos, el bicarbonato de sodio o polvo de hornear es mucho más eficiente en la eliminación de la placa que todos los otros productos sin bicarbonato de sodio.
Sin embargo, ten en cuenta que su uso excesivo podría dañar tu esmalte dental, por lo que es mejor utilizarlo moderadamente.

La siguiente receta de pasta natural evitará la formación de placa:

Ingredientes:

2 cucharadas de aceite de coco extra virgen (sin refinar)
2 cucharadas de bicarbonato de sodio
Algunas gotas de tu aceite esencial favorito
(Por ejemplo, aceite de menta) * Opcional

Instrucciones:

En un bol, mezcla los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Si lo deseas, puedes añadir unas gotas de aceite esencial.

Uso:

Sumerge el cepillo de dientes en la pasta y cepillate los dientes dos veces al día, de la manera habitual.

Las siguientes recetas naturales también son muy eficaces en la eliminación de la placa si se usan una o dos veces por semana:

· Mezcla una cucharadita de sal y 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, y cepíllate suavemente los dientes con la pasta.
· Mezcla una cucharadita de bicarbonato de sodio con un poco de peróxido de hidrógeno para hacer una pasta, y cepíllate los dientes y las encías. Luego, escupe y enjuágate bien la boca.
Puedes simplemente poner un poco de bicarbonato de sodio en el cepillo de dientes mojado y cepillarte. A continuación, enjuágate la boca con agua tibia.
Cuando se trata de blanqueamiento de dientes, la experiencia ha demostrado que el aceite de coco es el ingrediente natural más potente para la causa, especialmente cuando se utiliza en un proceso conocido como enjuague con aceite.
Este aceite es una rica fuente de ácidos grasos de cadena media, de los cuales el 50% son ácido láurico. El ácido láurico tiene fuertes propiedades anti-inflamatorias y antimicrobianas que eliminan la placa y las bacterias en la boca. También ayuda a mantener la respiración fresca y blanquea los dientes.
Los resultados de un estudio publicado en el Nigerian Journal of Medicine en abril de 2015, que observó 60 sujetos entre las edades de 16 y 18 años que utilizaron enjuague con aceite como parte de su higiene oral durante un mes, reveló que los niveles de placa y enfermedades de las encías habían disminuido drásticamente después de 7 días del usar el enjuague.

Esta es la forma de llevar a cabo este método:

Agita una cucharadita de aceite de coco en la boca durante 15 o 20 minutos, pero asegúrate de cubrir todas las áreas de la cavidad oral. No hagas gárgaras, pero escúpelo para eliminar las bacterias que ha absorbido de las encías y los dientes.
Enjuágate con agua tibia y cepíllate los dientes. Repite esto diariamente, y en varios días, comenzarás a notar que tus dientes gradualmente se blanquean.
También puedes agregar un poco de aceite de coco a un cepillo de dientes o un paño limpio, y frotar suavemente. Muy pronto, todo el mundo te hará cumplidos por tus dientes blancos perlados!
Fuente:
http://www.top10homeremedies.com

Compartir

Comentarios