Te comparto este secreto para que tus uñas estén fuertes, no se rompan y crezcan rápidamente

Las uñas son uno de los más bellos adornos en todas las mujeres. Cuando las cuidan y están en buen estado, pueden realzar su belleza y darles ese toque femenino que tanto atrae a muchos hombres. El problema con ellas es que, en algunos casos, suelen crecer muy lento. Por otro lado, están las que les crece rápidamente, pero muy frágiles.

Este tipo de problemas suelen estar asociados a cuestiones genéticas. Sin embargo, existen remedios naturales que nos ayudan a acelerar su crecimiento y darles fortaleza. En este artículo te estaremos mostrando algunos de ellos, fáciles de aplicar. Por ende, podrás escoger el que más se adapte a tus posibilidades.

Ajo

El ajo es uno de los más potentes remedios naturales que se puedan conocer. Este ayudará a que tus uñas crezcan rápidamente y estén fuertes y saludables. La forma más sencilla de aplicarlo es machacando 2 dientes de ajos y untándonos dicha pasta. Esta la dejamos actuar por unos 10 minutos y limpiamos nuestras manos. Este proceso lo repetimos por al menos 7 días consecutivos y veremos resultados fantásticos.

También puedes optar por picar el diente de ajo y frotártelo en las uñas o colocarlo dentro del esmalte. En este último caso, deberás dejarlo reposar por una semana y aplicarlo como esmalte base. O bien, puedes machacar un diente de ajo, echarlo en una taza de agua hirviendo y mezclarlo con una cucharada de limón. Una vez frio, lo echas en un frasco de esmalte y te lo aplicas todas las noches antes de dormir.

Infusión de cola de caballo

En los últimos años, la planta de cola de caballo ha ganado popularidad en el mundo de la medicina natural. Uno de ellos es, por supuesto, su capacidad para acelerar el crecimiento fuerte y saludable de las uñas.

La forma correcta de usarla es preparando una infusión de cola de caballo. Esta la dejamos enfriar e introducimos nuestras uñas en ella por 15 minutos. Esta rutina la seguimos varias veces por semana y obtendremos resultados impresionantes.

Zumo de pepino

Para este remedio, debes tomar un pepino y lavarlo muy bien. Sin pelar, lo pasas por el extractor de jugo y sumerges tus uñas en este extracto por 20 minutos. Este proceso lo repites durante una semana y verás resultados sorprendentes. El mismo procedimiento lo puedes hacer con una penca de sábila.

Ya no tienes excusas para tener uñas cortas y frágiles, con estos remedios podrás mantenerlas saludables. Empieza hoy mismo a practicar estos remedios y en poco tiempo conseguirás unas preciosas uñas para lucir. No olvides compartir este articulo con todas tus amigas. Seguro que también le sacaran mucho provecho.

Compartir

Comentarios