Elimina toda la grasa y toxinas de tu cuerpo con estos dos ingredientes

Muchas enfermedades, como la diabetes, la hipertensión y el cáncer son el resultado de malos hábitos alimenticios y la acumulación de toxinas en el cuerpo. Esta es una de las recetas más beneficiosas para la limpieza de su sangre de toxinas y la eliminación de las grasas no saludables de su cuerpo. Los nutricionistas recomiendan firmemente que el mejor momento para tomar la bebida para quemar grasa es después de una comida pesada o cuando se sigue una dieta. Lo mejor de todo, la receta utiliza sólo dos ingredientes comunes que probablemente ya tiene en su refrigerador.

Propiedades del apio
El apio se caracteriza por su gran contenido de agua un 95% aproximadamente, lo cual lo convierte en un alimento de fácil digestión, es hidratante y tiene altas propiedades diuréticas, además ayuda a limpiar el organismo, puede prevenir el cáncer de estómago y de colon. También posee propiedades anti-inflamatorias, ayuda a controlar la presión arterial y puede combatir el insomnio. Inclusive, suele ser verdaderamente efectivo para aliviar las fiebres y las alergias.

Este vegetal contiene aceites esenciales tales como el limoneno y el selineno, los cuales son los que le dan las propiedades diuréticas al apio, las que se encuentran en mayor cantidad en el tallo y las semillas.

Los aceites esenciales que se encuentran en el apio además tienen grandes propiedades antibacterianas, las cuales pueden ayudar a eliminar cualquier infección o sustancia toxica que se pueda encontrar en los riñones, al igual que tienen la capacidad de hacer eliminar cálculos o piedras que se hayan podido formar tanto en los riñones como en la vesícula.

Esta gran cantidad de propiedades son las que hacen del apio un alimento excelente, no sólo para quienes desean bajar de peso, sino también para todas las personas en general, sobre todo para quienes se preocupan por mantener una buena calidad de vida.

 

Ingredientes:
1 rama de apio
El jugo de 1 limón
2 vasos de agua (400 ml)

Preparación:
Es muy sencillo. Tal y como te hemos señalado al inicio lo tendrás hecho en poco más de 5 minutos.

Empezamos lavando bien la rama de apio. La cortaremos después en varios trocitos y la llevaremos a la licuadora.
El segundo paso es igual de sencillo: obtén el jugo de limón y mezclalo junto con esos dos vasos de agua y el apio.
A continuación, bate bien durante unos segundos para conseguir un agua bien homogénea. ¡Listo!

Cómo debes de usarlo:

Para obtener resultados óptimos beber la mezcla antes de las comidas. Si se encuentra el sabor demasiado fuerte, añadir un poco de agua para diluirlo. Manténgase refrigerado

Compartir

Comentarios