Hierva unos limones y beba el líquido tán pronto como usted se despierta … y se sorprenderá por los efectos!

Los limones tienen muchos beneficios para la salud que se han conocido por siglos. Los dos mayores son su fuerte poder antibacterial, antiviral y los poderes de estimulación inmunológica, así como su uso como una ayuda para la pérdida de peso porque el jugo de limón es, asimismo, digestivo y depurativo del hígado.
Los limones contienen muchas sustancias, en especial el ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, bioflavonoides, pectina y limoneno, que promueven la inmunidad y combaten la infección.
Aquí les decimos cómo preparar esta super poción:

INGREDIENTES:
6 limones
medio litro de agua
Miel

PASOS A SEGUIR:
Corte los 6 limones por la mitad y añadirlos al medio litro de agua en una olla
Llevar el agua a ebullición y dejar hervir durante 3 minutos
Deja la olla que se enfríe durante 10 a 15 minutos
Retire los limones y la pulpa del agua
Sorber el agua de limón caliente en una taza de té
Añadir el resto del agua de limón caliente en una botella de vidrio para su uso posterior.

NOTA: Si usted lo desea puede agregar miel a la taza de té para un mejor sabor!

Estos son los beneficios de beber agua tibia de limón cada mañana.

Favorece la buena digestión de los alimentos, así se evitan digestiones pesadas y lentas, hinchazón, mal absorción de nutrientes, etc.
Refuerza nuestro sistema inmunológico haciendo que nuestras defensas nos protejan ante bacterias y virus patógenos
Ayuda a eliminar líquidos, debido a su acción diurética.
Nos hace tener una piel más saludable, luminosa y con menos impurezas
El agua con limón nos ayuda a adelgazar
Combate el estreñimiento, ya que, favorece el movimiento intestinal y nos ayuda a ir al baño
Mejora los problemas del sistema respiratorio
Ayuda a alcalinizar el pH de la sangre
Limpia el intestino delgado
Favorece el funcionamiento del sistema linfático, el cual se encarga de la eliminación de grasa, desechos y de patógenos.
Depura el hígado, un órgano vital que participa en cientos de funciones en nuestro organismo.
Nos hidrata, lo cual es imprescindible para que las células de nuestro cuerpo puedan llevar a cabo sus funciones.
Combate el mal aliento o halitosis
El agua con limón nos ayuda a eliminar las toxinas del organismo y esto favorece la recuperación de condiciones que se puedan padecer, como por ejemplo los dolores articulares, reuma o la gota (hiperirucemia).
Al estimular el funcionamiento del sistema inmunológico el agua con limón nos ayuda a prevenir infecciones y enfermedades. Algo muy beneficioso en los cambios de estación, para prevenir resfriados y gripes, infecciones de orina, etcétera.

Como siempre, esperamos que hayan disfrutado de este artículo y no olvides compartirlo con sus amigos y familiares.

Compartir

Comentarios